Los gatos inquietos dan vueltas en manada. Las palomas acuden a reunirse alrededor de las antenas, atraídas por las ondas. Los semáforos se han quedado congelados en el ámbar. Los coches ya no andan, los ciclistas ya no pedalean, los peatones se han quedado parados, con la mirada perdida más allá de las esquinas. ¿Qué es esté fenómeno? ¿Qué está pasando?

Es jueves por la tarde, ha caído el sol, y Mandíbula comienza a sonar de nuevo desde la base de Trompeta Verde, en el corazón de la ciudad. Las grietas, las humedades y los graffitis del edificio desde donde emitimos nos escupen la poesía a la cara, y Berta Díaz, nuestra última invitada, le susurra a la ciudad para calmarla.

Berta se mueve por los callejones y las avenidas como una observadora de lo oculto. Habla con los adoquines y las paredes, traduciendo sus mensajes en poemas. Nos responde con una sonrisa tímida, que oculta a una persona decidida aunque llena de suspiros, mientras divagamos con ella sobre “La Ciudad“. Sobre todas las ciudades, y también sobre Sevilla, y sobre la calle Feria, que ya es para ella, y también para nosotros, prácticamente un fetiche.  No nos han faltado tampoco las carcajadas,  los disparates, el alboroto, o el calor de nuestro público.

¡Estas y otras cosas hemos tenido entre dientes en el programa 2×02 de Mandíbula!

 

Si quieres participar escríbenos a mandibularadio@gmail.com

Enlaces

Programas Anteriores

Fb Mandíbula

Trompeta Verde Radio

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.